Alumnos de la promoción 1966-1972 del colegio Sagrado Corazón-El Castillo se vuelven a ver las caras 50 años después

Este fin de semana se han vuelto a reencontrar cerca de una veintena de antiguos alumnos del colegio Sagrado Corazón-El Castillo, quienes en la mayoría de los casos no se veían desde hace veinticinco años, cuando precisamente se reunieron en 1997, para celebrar sus bodas de plata.

Se trata de los alumnos de la promoción de 1966 y 1972, que cursaron sus estudios en este centro educativo y ahora, 50 años después, se han vuelto a reunir para celebrar sus bodas de oro.

Compañeros para siempre.
Compañeros para siempre.

Para ello mantuvieron una convivencia en el Hotel Cataloni-Reina Victoria, donde intercambiaron recuerdos y volvieron a revivir las anécdotas que marcaron su niñez y juventud.

Alfonso Marín, vecino muy conocido del barrio de San Francisco y uno de los organizadores, ha matizado que «ha sido una vivencia muy bonita, ya que aunque algunos no han podido estar por distintas circunstancias, nos hemos vuelto a reencontrar tantos año después».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: