Andalucía es la comunidad autónoma española que más cuantía total tiene asignada con cargo al programa de Fondos Next Generation UE, pero una comparativa con el resto de territorios atendiendo a la población la sitúa a la cola del reparto.

Así lo pone de manifiesto un estudio realizado por los profesores Manuel Hidalgo, Jorge Galindo y Javier Martínez para Esade que se difunde hoy jueves.



Este estudio ha logrado recopilar los datos de asignación y licitación, un trabajo complicado porque no hay un lugar centralizado para esta información.

Desde 2021 y hasta cierre de enero de 2024, los datos del estudio indican que de los 80.000 millones de euros asignados, España ha convocado 56.344 millones de euros (un 70%) y concedido 32.925 millones (un 41%).Un 72% de las concesiones a empresas (excluyendo autónomos, personas físicas, etcétera) se concentran en el 1% de receptores: unas 1.540. Dentro de estos, el que más acumula se lleva un 42%.

Por comunidades autónomas, Andalucía y la Comunidad Valenciana lideran la asignación total de fondos, con más de 1.200 millones cada una. En concreto, se han asignado fondos a Andalucía por valor de 1.273,1 millones de euros, frente a los 1.271,5 millones para Valencia. Cataluña, la Comunidad de Madrid y el País Vasco también presentan cifras significativas, superando los 800 millones, según los autores. 

El trabajo dirigido por el profesor de la Universidad Pablo de Olavide incide, no obstante, que una revisión de los fondos por habitantes da un resultado muy distinto: “Si lo miramos per capita, la lista la encabezan País Vasco, Castilla-La Mancha, Aragón, Castilla y León o La Rioja (todas por encima de 300 euros per capita) en contraste con Cataluña, Andalucía, Madrid o Navarra (90 euros)”.

En esa línea, Andalucía pasa de primera comunidad en fondos totales a quinta por la cola en el reparto por habitante, con 150,3 euros per cápita. El reparto por población sólo es peor para Melilla (142,3 euros), la Comunidad de Madrid (130,8), Navarra (89,5) y Ceuta (18,3). Cataluña queda justo antes de Andalucia, con 158,3 euros per cápita.

Por sectores, el estudio detalla que, de los 16.000 millones de euros otorgados por subvenciones y licitaciones que tienen asignada una afiliación sectorial concreta (para el resto no hay datos), más de 4.000 millones (un 25%) se dedicaron a la construcción.

Necesidad de acelerar

Las conclusiones de los autores también señalan que el ritmo de ejecución no es el adecuado. “Si evaluamos este ritmo desde un punto de vista estrictamente temporal, diríamos que para cumplir en plazos debería acelerar sensiblemente”, advierten los autores, que, en términos comparativos, señalan que “salta a la vista que hay diferencias muy considerables entre territorios y sectores”, afirman.

El estudio también alerta de que otra manera de valorar estos resultados es que “la  ejecución de los fondos se ha adaptado a la estructura preexistente, siguiendo un ritmo similar al que podíamos anticipar de  antemano, yendo por los caminos de menor resistencia: las entidades y Administraciones con mayor experiencia adquirida, capacidad interna construida, y vinculadas a los componentes del Plan más  articulados (PERTEs VEC o de microchip, el Kit Digital o agencias  de energía, por ejemplo) son las que han podido responder de manera más ágil a las altas exigencias de objetivos y ejecución dispuestas por parte del Plan europeo original”.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *