El pasado sábado, el equipo cadete del Club Deportivo Trabuco se enfrentó a un partido en Benamocarra, como parte de su rutina habitual de juegos. Sin embargo, lo que debería haber sido una celebración de la victoria se convirtió en una situación alarmante y costosa. Al finalizar el partido, el equipo regresó al autobús para descubrir que este había sido apedreado, causando daños de más de 6.000 euros en las lunas laterales del vehículo.

El propietario de la empresa de autobuses, José Luis Navas, denunció el incidente a la Guardia Civil, ya que consideraba inaceptable que un vehículo inocente resultara dañado por conflictos entre equipos deportivos. Aunque no se ha identificado a los responsables, se sospecha que fueron miembros del equipo local de Benamocarra quienes llevaron a cabo el ataque.

La situación se vio agravada por una trifulca previa en las redes sociales, donde los ánimos entre los jugadores se caldearon, lo que llevó a una intensidad inusual en el partido. La Federación Malagueña de Fútbol incluso tuvo que asignar un árbitro especial y un delegado para supervisar el comportamiento de los equipos y aficionados.

El CD Trabuco presentó una denuncia ante la Federación Malagueña de Fútbol, mientras que la UD Benamocarra no se ha pronunciado sobre los daños causados al autobús. Navas lamenta la falta de medidas preventivas por parte del club local y aboga por sanciones ejemplares para evitar futuros episodios de violencia en el deporte.

Este incidente se suma a otros problemas recientes que ha enfrentado la empresa de autobuses, incluido el volcamiento de un autobús escolar hace un mes. Navas destaca la necesidad de una mayor seguridad y control en los eventos deportivos para garantizar la integridad de los implicados y prevenir daños materiales.

En resumen, la rivalidad entre equipos en el deporte no justifica la violencia o el vandalismo, y es responsabilidad de todas las partes involucradas garantizar un ambiente deportivo seguro y respetuoso para todos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *