Coronavirus Toros Juanma Moreno enfría las pocas ilusiones que quedan de toros en la Maestranza

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha enfriado este lunes las ya escasas ilusiones y posibilidades para que se pueda celebrar la Feria de Abril de Sevilla al supeditarlas a la decisión del comité de expertos con respecto al plan de contingencia presentado por la empresa Pagés, que gestiona La Maestranza. Moreno ha reafirmado el compromiso del Gobierno andaluz con el toreo, aunque ha recalcado en rueda de prensa los mismos criterios sanitarios que, según Pagés, harían inviable económicamente la celebración de la feria taurina de Sevilla.

Ha recordado que «la ley es para todos» y marca un distanciamiento de metro y medio, algo que hay que cumplir «en todos y cada uno de los rincones», a la vez que ha recordado que es algo que está pasando en teatros y que se acaba de vivir en Sevilla una final de la Copa del Rey de fútbol sin público por la «compleja» situación. El presidente ha dicho que entiende el problema de viabilidad y rentabilidad que supone para los empresarios, pero en la actual situación «las normas tenemos que cumplirlas todos» y la salud «tiene que prevalecer por delante de cualquier actividad».



El plan de la empresa tiene subrayada una línea roja que será clave para autorizar -o no- la celebración de los espectáculos programados por Pagés, que ya fueron presentados el pasado 12 de marzo en una atípica rueda de prensa que contó con la presencia del delegado de la Junta en Sevilla, Ricardo Sánchez. Dicha línea roja no es otra que poder contar con el 50% del aforo total de la plaza, poco más de 5.000 espectadores, como mínimo asumible para su reapertura después de una temporada completa, la de 2020, de clausura total por efectos de la pandemia.

El Gobierno andaluz se comprometió públicamente a valorar ese plan de contingencia en función de la evolución de la pandemia, aunque fuentes de la consejería de Gobernación han mostrado su «preocupación» por la evolución de los acontecimientos y siguen remitiendo a la normativa vigente que consagra una separación mínima de espectador a espectador mientras la provincia de Sevilla continúe en nivel 2. Son los mismos parámetros que ha consagrado el BOE del pasado 30 de marzo en el que, textualmente, se especifica que «en todo caso se deberá asegurar que se adoptan las medidas necesarias para garantizar una distancia interpersonal mínima de 1,5 metros, así como el debido control para evitar aglomeraciones».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: