La ciudad de Málaga ha celebrado este martes el acto institucional con motivo del Día de Andalucía. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha abogado por hacer “un esfuerzo máximo todos” para conseguir que Andalucía sea “la mejor de España en todos los sentidos”.

Así, De la Torre ha recordado la “voluntad expresada por los andaluces hace 44 años de avanzar en una autonomía lo más plena posible y por la vía más rápida posible para tener en las manos de los andaluces, de los gobiernos andaluces sucesivos, la mejor respuesta posible a los retos, a los desafíos que Andalucía tiene por delante”.

El alcalde ha incidido en la “voluntad que hubo y la coherencia que debemos tener” de “hacer el esfuerzo máximo todos por conseguir que nuestra tierra sea la mejor de España en todos los sentidos”.

Ha dicho que “tenemos condiciones naturales magníficas, de paisaje, de clima, naturaleza, de patrimonio, de historia, de culturas sucesivas que se han ido incorporando a la tierra andaluza, una tierra de acogida, una tierra hospitalaria”, ha enumerado.

También, ha continuado, “tenemos un pueblo importante en población, cercano ya a los nueve millones de habitantes, maravilloso en sus cualidades de apertura, de hospitalidad, de acogida”, aunque, ha señalado que “nos falta quizás avanzar más en lo que es la formación, cuidar la formación en todos los niveles“.

Por tanto, ha apostado por “conseguir que seamos los mejores en todos los sentidos, los mejores empresarios, trabajadores, profesionales, artistas…, una tierra donde la cultura tiene un papel esencial y básico, donde también la innovación y la tecnología lo tienen”.

De la Torre ha señalado que “estamos en un momento bueno de Andalucía, un momento mejor que épocas pasadas”; “hemos avanzado en muchos aspectos, en temas de abandono escolar, en temas de la escolarización”; pero “nos queda camino por recorrer” y “eso tiene que ser fruto del esfuerzo de todos y de la preparación de todos”. Por último, el regidor ha recordado también a Blas Infante.

En el acto ha intervenido también la profesora de Fotografía y vicedirectora de la Escuela de Arte San Telmo y presidenta del Ateneo de Málaga, Victoria Abón, que ha sido la encargada de pronunciar el discurso conmemorativo de esta efemérides.

Abón ha reconocido que “pertenecer a dos entidades tan prestigiosas y referentes” le “proporciona una visión de Andalucía en el mundo que me enriquece, no sólo como profesional de las artes plásticas, sino como profesora comprometida hasta la médula con la enseñanza, la cultura y las artes, pilares fundamentales en el pasado, el presente y el futuro de nuestra tierra”.

Ha dicho que “la visión periférica confiere un conocimiento propio que no tiene comparación con ninguna otra, tienes que conocer la opinión de los otros, los de fuera, sea buena o mala, para comprender mejor lo tuyo igual que la visión mejora cuando salimos fuera y conocemos el exterior; sólo entonces apreciamos de verdad quiénes somos, de dónde venimos y cuánta riqueza existe en lo más cercano”.

A su juicio, “el problema surge cuando realmente no conoces bien lo propio o conoces solamente una parte, algo sesgado. Eso pasa a muchos andaluces por diversos motivos” y ha recordado su época de escuela, cuando, “al menos, en la escuela pública, nos enseñaban muy bien la historia de Europa y de España, pero la andaluza, apenas aparecía en los libros de texto, excepto para hablar de la mal llamada reconquista y de lo que vino después”.

Es más, ha dicho, que “sobre la cultura andaluza poco nos enseñaban que no fuese el flamenco y el folclore pero no en su amplio significado sino en su sesgo andaluz, o sea como sinónimo de pandereta y castañuelas”.

Los más grandes científicos, poetas o filósofos nacieron en nuestra tierra y su sabiduría y enseñanzas iluminaron Europa, aunque esto no se haya reconocido hasta tiempos mucho más recientes”, ha afirmado en su intervención.

No obstante, ha dejado claro que “no estoy haciendo aquí apología de tiempos pasados ni mejores ni de añoranza por lo que fue”, pero “sí me sirve para recordar que la enseñanza debe respetarse siempre y debe ser políticamente neutral y laica, aprovechando el progreso científico venga de donde venga y alejarse de los fanatismos y prejuicios que sólo nos llevan a la separación y a la debilidad”.

“Creo, sinceramente, que Andalucía, a lo largo de su historia y su presente, es un ejemplo de esta premisa y en esto debemos fijarnos para asegurar el futuro”, ha apostillado.

“Andalucía está en un punto magnífico”

En este punto, ha añadido que “desde entonces, desde aquellos convulsos años 70 de mi niñez, mucho ha cambiado y Andalucía hoy día está en un momento magnífico, está en el centro del mundo”. “En estos años ha conseguido un desarrollo progresivo en el crecimiento y la riqueza generada a todos los niveles”.

“Sin duda, gracias a aquel 28 de febrero de 1980, hace hoy 44 años, en el que Andalucía tomara las riendas de su destino, aunque no fuera hasta el 82, cuando pudiera despegar realmente”. En este punto, ha agregado que “hoy en día, nuestro presente, el único, en el que podemos actuar y seguir mejorando, muestra abiertamente que el pasado debe estar en el futuro, para aprender a ser mejores”.

Ha sostenido, por otro lado, que “nuestra enseñanza y sus docentes han demostrado ser eficaces y estar comprometidos, y las escuelas, los institutos y la universidad pública andaluza son dignas de orgullo, lanzando al mundo grandes científicos, artistas, intelectuales y pensadores de todas las ramas y artes”.

No obstante, ha reconocido que “aún queda mucho trabajo“, y pese a que ha disminuido la tasa de abandono escolar en Andalucía en los últimos años, “sigue siendo elevada y está a la cabeza de la media española”.

“Nos enfrentamos a nuevos retos, que no dejan de desafiar a los docentes en un continuo y permanente aprendizaje, donde las nuevas tecnologías nos traen de cabeza, mezclado con demasiada burocracia que a menudo nos distrae de lo importante”, ha añadido, aludiendo a la “evolución hacia una formación mejor y más rica, que lance al mundo a jóvenes más preparados y más seguros de sus conocimientos”.

Apuesta por la enseñanza

En este punto, ha pedido a los gobernantes “que apuesten más, mucho más, por la enseñanza, porque solo la educación y la cultura en mayúsculas nos hacen más libres y nos permiten el máximo nivel para trabajar más y mejor por lo nuestro”.

También ha pedido “que no caigan en la autocomplacencia de los logros alcanzados”. “La modestia de la grandeza que caracteriza a Andalucía y los andaluces, nuestro carácter acogedor, abierto y solidario, no debe confundir al resto del mundo”.

“La solidaridad del pueblo andaluz es incuestionable, lo llevamos en el ADN, lo dice nuestro himno, sea por Andalucía libre, España y la humanidad, pero esto no debe permitir que nos consideren menos importantes que al resto”, ha advertido.

De igual modo, y, por otro lado, ha incidido en que “debemos luchar por un cambio profundo y necesario en las leyes electorales españolas, que pongan a Andalucía en el lugar que le pertenece en España, el lugar que merecemos para ser dueños definitivos de nuestro futuro”.

“Y que el orgullo de ser andaluces, que Blas Infante rescató del olvido, siga fortaleciendo la identidad andaluza. Ahora más que nunca, la fuerza de nuestro pasado debe estar en nuestro futuro, para que Andalucía vuelva a brillar por sí misma”, ha sostenido.

Por último, ha tenido palabras de homenaje para María Victoria Atencia “una poeta contemporánea andaluza y universal”, reconocida recientemente con la Medalla de la Ciudad de Málaga y el título de Hija Predilecta.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *