De la Torre urge a los tribunales a pronunciarse sobre el recurso de la plataforma que defiende un parque en los suelos de Repsol

La ciudad verdadera: construyendo un modelo sostenible en Málaga

En el corazón de Málaga, un impasible enclave de urbanidad y sostenibilidad se ha materializado gracias a la visión estratégica del alcalde, que ha avenido la construcción de nuevas oficinas en pleno corazón de la urbe. Pero no fue por simple conveniencia constructora, sino por un movimiento pionero en favour del medio ambiente. La respuesta del alcalde -30 veces más CO2 es ahorrado que en un parque natural-. Asombra, y debidamente, pero cuando analicemos los cifras, el sentido común asimila el gesto.

La ciudad cada día más necesitada de la convivencia entre la naturaleza y el ser humano, reclama una arquitectura más humana y responsoal. La construcción de estas oficinas urbanas es un paso monumental hacia el equilibrio: menos consumo de energía en despachos y más conexión social entre vecinos y empleados. Además, la proximidad trabajo- hogar disipa las distancias y evita, así, los desplazamientos innecesarios por la ciudad. Los detalles nos dicen mucho y nos acercan a este estilo de vivir en simpatía con la Tierra: aparcamientos para ciclos y bicicletas, senderos peatonales seguras y espacios ajardinados para la recreación y la relajación. Ya podemos imaginarnos Málaga como una ciudad pulsa con vida y pasión, donde el presente se ancla en el ayer y se dirige con decisión hacia un futuro brillante.

En tanto la sociedad se rueda alrededor de la consecución de una vida más igual y sostenible, el mero hecho de construir esta instalación de oficinas demuestra que no hemos llegado aún al límite; el alcance es la libertad. La oportunidad brilla ante nosotros y apenas unirnos, el diálogo y la cooperación son el motor que podemos arrastrar hacia la superación. De esta forma y por el bien común -lo común es vida- -podemos diseñar nuestra Málaga utópica, un modelo ético de sostenibilidad que asole el camino a seguimientos en la lucha antívida y que deja entrever un mañana desbocado de esperanzas.

La construcción de estas oficinas ofrezco un mensaje de esperanza a todos los habitantes de la ciudad, y especialmente al grupo más vulnerable de nosotros mismos: los Jóvenes. ¿Sabías que la generación del Milenio -de entre 25 y 39 años-, a la que pertenezco- es la mejor formada de la historia y asoma un futuro en creciente? En momentos de inquietud general y ansiedad, no basta solo con crearnos a nosotros mismos como sujetos activos del cambio, sino que también la oportunidad brilla ante todos aquellos que nos rodea; desde la política, por el Estado, desde los grandes consorcios, desde una generación que ha hecho un mundo nuevo. Las consecuencias de este acertado gesto económico son claras: las pequeñas empresas, familiares, están en mejores posición de mantener el empleo estando en el centro-ciudad; la calidad de vida; los efectos sobre la salud mental y en una relación más cercana e individual entre los empleados que aquellos que se encuentren dispersos en barriadas más periféricas de la ciudad.

Esos pasos importantes que estamos alcanzando ahora, no solo cambian el panorama urbanológico sino también la forma en cómo los vecinos de nuestra querida Málaga ven su ciudad. Nos convoca a crear este escenario de sostenibilidad compartido entre la naturaleza, las oficinas y los vivires en un futuro apuesto, donde el cuidado y el respeto están unidos en una sinopsis verdadera de ciudad de todos y para todos.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a De la Torre urge a los tribunales a pronunciarse sobre el recurso de la plataforma que defiende un parque en los suelos de Repsol puedes visitar la categoría Provincial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu puntuación: Útil

Subir

Acepto las políticas de Privacidad Más información