Dimite Carreño (IU), uno de los concejales más tóxicos que ha pasado por el Ayuntamiento de Ronda

Esta mañana ha presentado su dimisión como concejal del Ayuntamiento de Ronda Álvaro Carreño (IU), quien ha pertenecido a la Corporación local durante casi diez años. Dice que abandona su puesto por agotamiento.

No será por lo que ha trabajado, ya que mayormente su función en el Consistorio se ha centrado en malmeter, mentir, conspirar e insultar a sus adversarios, además de incumplir de forma clamorosa y constantemente su palabra y sus promesas.

Este elemento, que siempre se ha caracterizado por no hacer nada, y a la vez intentar impedir que otros trabajen por el bien de Ronda, tiene en su haber, entre otras cuestiones, ser uno de los artífices del corte del Puente Nuevo, desatendiendo la opinión mayoritaria de los ciudadanos, retirar las subvenciones en el IBI a las familias numerosas, y al mismo tiempo gastarse más de 6.000 euros en la Feria en ‘copas y canapés’, cuando dijo que al llegar al Gobierno eliminaría los gastos superfluos.

También prometió que eliminaría el urbanismo a la carta, y después levantó la mano en los plenos para aprobar recalificaciones de terrenos para el asentamiento de proyectos destinados a favorecer a unos pocos.

Es el mismo concejal que llamó ‘ameba’ a una cargo de confianza del PA, a través de las redes, al tiempo que defendía la igualdad con la boca chica. También dijo que nunca pactaría con gente que estuvieran relacionadas con el caso Acinipo (pongamos el caso de Paco Márquez), o con la entonces andalucista Isabel Barriga, y después le faltó tiempo para poner una moción de censura contra el PP con sus apoyos.

También miró para otro lado cuando la alcaldesa con la que gobernaba, Teresa Valdenebro (PSOE), fue imputada y ahora acusada de serios delitos por el ‘caso Boda’. Es más, no movió ni un dedo ni pidió explicaciones a la regidora, a pesar del escándalo que ello generó.

Era ese edil que mantenía la bandera republicana en su despacho y al que el desaparecido Toti, con todo el arte que tenía, le dijo en un Pleno que era un «lila, políticamente hablando».

Carreño, que intentó establecer un medio de comunicación al estilo comunista en Radio Ronda, la emisora municipal, fue el mismo que vetó durante más de tres años a Diario Ronda, al que atacó de forma constante, sin tregua, pero sin conseguir su propósito. Prueba de ello es que nosotros seguimos y él se va por la puerta de atrás, y sin logros en su gestión, todo lo contrario.

En definitiva que con su renuncia Ronda y los rondeños se quitan un peso de encima. Siendo sinceros, no le deseamos lo mejor, ya que este tipo de personajes no se lo merecen. Solo esperamos que su sustituta, María Francisca Sancho, esté a la altura del puesto que va a ocupar, pero teniendo en cuenta el partido al que pertenece, creemos que será difícil.

Por cierto, este individuo se va de la política, pero no de los juzgados. Aún está inmerso en un proceso judicial por un presunto delito de calumnias. Igual dentro de poco tenemos que volver a hablar de él, aunque no sea de nuestro agrado.

Como decimos, se va todo un personaje nada fiable, indeseable y repelente, como dijera Toti, «políticamente hablando».

¡¡¡Aire!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: