La nueva exposición de calle Larios, organizada por la Fundación Hogar Abierto, fue destruida en tan solo una semana. Imágenes de la madrugada del sábado revelaron a jóvenes vandalizando la cartelería y destrozando gran parte de la exposición que había quedado indemne en ataques anteriores. El alcalde, Francisco de la Torre, condenó enérgicamente los hechos y propuso la posibilidad de trasladar este tipo de iniciativas a zonas como calle Alcazabilla para evitar que calle Larios esté constantemente ocupada.

Esta situación ha planteado la posibilidad de limitar el número de exposiciones en calle Larios, la calle más famosa y con más iniciativas de este tipo en la ciudad. Según el alcalde, es fundamental redistribuir estas exposiciones a otras zonas de la ciudad, no solo por los actos vandálicos, sino también para evitar la constante ocupación de calle Larios.

La Fundación Hogar Abierto, que buscaba promover el acogimiento familiar en Málaga a través de esta exposición, ha expresado su continua denuncia frente a los actos vandálicos y está colaborando con las autoridades para identificar a los responsables. La exposición, respaldada por el Festival de Málaga, el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, tenía como objetivo concienciar sobre la necesidad de familias de acogida para los menores de la provincia.

A pesar de los contratiempos, Hogar Abierto continúa con su labor y ofrece información sobre acogimiento familiar en su sede en calle Barroso, 7, así como a través de su página web y su número de teléfono. La coordinadora de la fundación, Marisol Romero, ha destacado la urgencia de encontrar familias de acogida para más de cien niños en la provincia. Esta iniciativa sigue vigente a pesar de los actos vandálicos sufridos y espera seguir atrayendo la atención y conciencia de la población sobre esta importante causa.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *