Catalina García, una paciente del hospital local, comparte abiertamente su deseo de haber sido informada con antelación sobre la salida de su médico de confianza hacia el sector privado.

Catalina, al igual que muchos otros pacientes, se sintió sorprendida y desorientada al enterarse repentinamente de que su médico de cabecera, quien había sido su apoyo y guía durante mucho tiempo, había decidido abandonar el hospital público para unirse a una clínica privada.

Esta noticia dejó a Catalina con sentimientos de incertidumbre y preocupación, ya que no sabía cómo afectaría esta transición a su tratamiento y atención médica. Haber tenido información previa sobre esta situación le habría permitido prepararse mental y emocionalmente para el cambio, así como buscar una solución alternativa que le brindara la misma calidad de atención que había recibido hasta ese momento.

La falta de comunicación por parte del hospital sobre la partida de su médico dejó a Catalina cuestionando la transparencia y la consideración hacia los pacientes. Sentía que se le había privado de su derecho a estar informada y a participar en decisiones importantes que afectarían su bienestar y su salud.

Esta experiencia ha llevado a Catalina a reflexionar sobre la importancia de la comunicación en la relación médico-paciente y sobre la necesidad de establecer canales efectivos para informar a los pacientes sobre cambios en su atención médica. Considera que la transparencia y la empatía son fundamentales para construir una relación de confianza y respeto mutuo entre médicos y pacientes.

A pesar de la situación desafiante que enfrentó, Catalina está decidida a encontrar un nuevo médico en quien confiar y continuar con su tratamiento de manera segura y efectiva. Está comprometida a ser proactiva en su cuidado de la salud y a abogar por sus derechos como paciente.

En última instancia, Catalina espera que su experiencia sirva como recordatorio de la importancia de la comunicación abierta y honesta en la atención médica y como un llamado a la reflexión para los hospitales y profesionales de la salud sobre la necesidad de priorizar el bienestar y la satisfacción de los pacientes en todo momento.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *