El incendio de Pujerra tuvo «valores extremos» de poder radioactivo

El poder radiativo del fuego iniciado en el municipio malagueño de Pujerra, que afectó a principios de junio a unas 5.000 hectáreas, mostró «valores extremos de la media del total diario» en comparación con el promedio de referencia, según el seguimiento de incendios forestales del Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS).

El CAMS, que se implementa a través del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (CEPMPM) en representación de la Comisión Europea, monitoriza continuamente la intensidad y las emisiones de los incendios en el mundo.

En Europa, el CAMS realizó el seguimiento de la evolución del incendio forestal de Pujerra, cerca de la Costa del Sol, que comenzó el pasado 8 de junio y provocó la evacuación de 2.000 personas de la cercana localidad de Benahavís.

Los datos del Sistema Mundial de Asimilación de Datos sobre Incendios (GFAS) respecto a Andalucía muestran «valores extremos de la media del total diario del poder radiativo del fuego (FRP) en comparación con la media del periodo 2003-2021».

El sistema de monitorización de CAMS hizo un seguimiento, además, de numerosos incendios en otras zonas de España.

En Castilla y León se detectó una elevada actividad del fuego a partir de mediados de junio, donde las temperaturas «inusualmente altas» y los fuertes vientos contribuyeron a aumentar la intensidad de devastadores incendios como el de la Sierra de la Culebra, en Zamora.

El CAMS analiza además las repercusiones a mayor escala de los incendios forestales y las emisiones de humo, incluido su impacto en la calidad del aire y sus consecuencias en la salud de las personas, como diversos problemas respiratorios.

Según la Agencia Europea del Medio Ambiente, en 2019 la mala calidad del aire causó 364.200 muertes prematuras en la Unión Europea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: