Santa Claus ha decidido tomar un descanso de la nieve de su aldea y disfrutar de los cálidos 20 grados de la Costa del Sol. Los niños tienen la oportunidad de encontrarse con él en la caseta de Finlandia, ubicada en la Feria de los Países.

Este peculiar cambio de escenario ha traído alegría a los pequeños que acuden emocionados a conocer a Santa en un entorno tan diferente al del Polo Norte. La magia de la Navidad se ha trasladado a la Costa del Sol, donde los rayos de sol se mezclan con el espíritu festivo de la temporada.

Santa, con su traje rojo y barba blanca, saluda a los niños con una sonrisa y les escucha atentamente mientras le cuentan sus deseos y sueños para la Navidad. La ilusión se respira en el aire y la caseta de Finlandia se llena de risas y emoción.

Los padres aprovechan la oportunidad para llevar a sus hijos a disfrutar de este momento mágico y único. Las fotos con Santa se convierten en recuerdos imborrables de estas fiestas tan especiales.

La presencia de Santa en la Costa del Sol recuerda a todos que la Navidad es una época de amor, generosidad y solidaridad. Aunque estemos lejos de la nieve y el frío, el espíritu navideño se hace presente en cada rincón y en cada corazón que se llena de esperanza y buenos deseos para el nuevo año.

La caseta de Finlandia se convierte en un lugar de encuentro y celebración, donde los niños pueden dejar sus cartas y recibir un pequeño regalo de parte de Santa. La magia de la Navidad se hace realidad en este rincón de la Costa del Sol, donde la fantasía y la alegría se combinan para crear momentos inolvidables.

Santa, el símbolo por excelencia de la Navidad, nos recuerda que esta es una época para creer en la magia, en los sueños y en la bondad de los demás. Su visita a la Costa del Sol es un recordatorio de que la Navidad está en todas partes, solo hay que abrir el corazón y dejar que la magia nos envuelva.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *