Finaliza la campaña de riesgo extremo de incendios con 15.000 hectáreas quemadas en Andalucía

La campaña de incendios de este verano, que se extendió hasta el 15 de octubre (cuando el nivel era de riesgo extremo), se ha cerrado con un total de 153 incendios forestales y más de 15.564 hectáreas quemadas. Son menos incendios que en el mismo periodo del año anterior, cuando se contabilizaron 181 incendios, pero más hectáreas arrasadas dada la gran dimensión de muchos de estos incendios que, como el de Los Guájares (Granada), Pujerra o Mijas (estos dos últimos en Málaga) han permanecido activos durante más de veinte días y han arrasado, sólo entre estos tres, 4.810 hectáreas de matorral y 5.970 hectáreas de arbolado.

Las cifras y el agradecimiento al personal que combate el fuego desde distintas administraciones han centrado la reunión del comité asesor del Plan INFOCA que han presidido por vez primera los consejeros de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa, Antonio Sanz, y el consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Ramón Fernández-Pacheco. En esta reunión se ha hecho balance de la campaña de verano 2022, que se “ha desarrollado en el peor de los escenarios posibles, con más de 40 días marcados por olas de calor y que han llevado a la extenuación de la vegetación y a un estado de permanente disponibilidad de todos los recursos ante un incendio forestal”.

Ambos, han estado acompañados por el viceconsejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Sergio Arjona; la secretaria general de Interior, Lourdes Fuster; el director general de Emergencias y Protección Civil, Agustín Muñoz; el director general de Política Forestal y Biodiversidad, Giuseppe Aloisio; el comisario de la Unidad de Policía Adscrita de Andalucía, Antonio Manuel Burgos; agentes de medio ambiente, representantes de AMAYA y el director del Centro Operativo Regional (COR), Juan Sánchez, entre otros.

Sanz y Fernández-Pacheco ha tenido palabras de reconocimiento y agradecimiento “a todos aquellos hombres y mujeres del dispositivo INFOCA que se han enfrentado al fuego en condiciones extremas de calor”.

El consejero de la Presidencia ha querido destacar el hecho de que “hemos conseguido cerrar una campaña sin ninguna víctima mortal”. Así, ha precisado que “a pesar de las grandes dificultades a las que se enfrentan los profesionales que luchan contra el fuego en unos incendios cada vez más complejos y a las grandes masas de desplazados, casi 6.000 evacuados por ejemplo en el incendio de Mijas o 2.116 en Pujerra, hemos logrado finalizar sin ni una sola pérdida”.

Coordinación, lealtad y profesionalidad

El consejero de Sostenibilidad ha valorado un Plan que tiene en su dispositivo de extinción de incendios un contingente de más de 4.700 profesionales, 41 aeronaves, 117 vehículos pesados, 1.260 turismos para el transporte de personal y 4 drones, y al que se suman las capacidades y el apoyo de agentes de medio ambiente y miembros de AMAYA, además de trabajadores de los departamentos de Incendios Forestales y Medio Natural del Estado. “Un engranaje de apoyo coordinado, que trabaja con lealtad institucional y siempre desde un trabajo duro, constante y eficaz con el objetivo de salvaguardar la vida de las personas, los bienes materiales y forestales”, ha dicho Fernández-Pacheco.

Y es que junto al personal que integra el Plan INFOCA, los consejeros han felicitado y reconocido también a quienes hacen posible que el engranaje funciones y que son miembros de Guardia Civil, la Unidad Adscrita de Policía Autonómica, la Unidad Militar de Emergencia, Emergencias 112 Andalucía y el Grupo de Emergencias de Andalucía, así como los voluntarios de Protección Civil, los policías locales de los municipios andaluces. Cruz Roja Española, bomberos y consorcios provinciales de bomberos.

En el caso concreto de la Unidad de Policía Adscrita, Sanz ha destacado que los agentes han interpuesto casi 5.000 denuncias por conductas de riesgo en zona forestal y ha logrado esclarecer 42 incendios y detenido a 19 personas. “Estas cifras evidencian el inestimable trabajo que realiza la policía andaluza que además siempre está en colaboración con los agentes de medio ambiente y el SEPRONA de la Guardia Civil”, ha resaltado.

Mientras que desde el Emergencias 112 Andalucía, según ha explicado el consejero de la Presidencia, se han gestionado un total de 21.728 llamadas relacionadas con incendios forestales agrícolas, un número que “ha supuesto un 20,13% más que la campaña de 2021 cuando fueron 18.087 las llamadas contabilizadas”. Sevilla y Málaga, con 4.259 y 6.160 respectivamente, han sido las dos provincias con mayor número de avisos.

“Todos son piezas claves de un engranaje que protege del fuego a las personas y al medio natural”, ha subrayado Fernández-Pacheco, que ha enumerado cómo del total de 681 intervenciones del INFOCA en terrenos forestales, 528 han sido conatos y 153 incendios. El balance establece, además, que han sido 8.448 las hectáreas arboladas arrasadas y 7.115,81 las quemadas de matorral.

El personal del INFOCA “goza de gran prestigio, dentro y fuera de Andalucía e incluso de España”, ha insistido el consejero, que ha puesto de relieve la solidaridad de un cuerpo que, a pesar de haber vivido una campaña complicada, ha acudido a donde hacía falta. De hecho, han salido a apoyar a otros compañeros en incendios en Badajoz, Albacete, Zamora, Murcia, Ávila o Cáceres, resalta el balance del Plan.

De su lado, Sanz ha destacado la importancia de los estudios de interfaz y la realización de planes de contingencia para actuar con las máximas garantías. “Andalucía es un referente nacional, tanto en la realización de estudios de interfaz como en la elaboración de planes de contingencia. Nuestra comunidad cuenta con estudios de interfaz realizados para las zonas de mayor vulnerabilidad en todas las provincias andaluzas. En total hay hasta 109 estudios realizados. Mientras que en otras comunidades aún se están empezando a realizar, Andalucía ya tiene para todas las provincias y más de un centenar”.

Nuevo escenario y cambio climático

Un Plan que hace también referencia al cambio climático y que prevé como tónica habitual incendios más virulentos y prolongados en el tiempo. Y para muestra, ha dicho el consejero, los más de 60 grandes incendios forestales registrados en España en lo que va de año.

En Andalucía, por su parte, han sido seis los grandes incendios declarados este verano y que han venido a quemar un total de 15.448 hectáreas, entre arbolado y matorral. El más virulento ha sido el de Los Guájares, en Granada, declarado el 8 de septiembre y extinguido el 5 de octubre, después de arrasar más de 5.000 hectáreas, seguido por el de Pujerra, en Málaga, (activo entre el 8 y el 26 de junio) y que arrasó 4.886 hectáreas. El de Mijas (del 15 de julio al 3 de agosto) se llevó por delante 1.875 hectáreas; el de Bonares-Almonte, en Huelva, activo entre el 25 y el 28 de julio quemó algo más de 1.820 hectáreas, seguido de Belalcázar (Córdoba) y el de Torres de Albanchez (Jaén) con un total de 966 y 723 hectáreas quemadas, respectivamente.

Ante este escenario, ha declarado el consejero Fernández-Pacheco, desde la Junta “no se puede más que mejorar los medios materiales y humanos como principal baza para combatir los incendios”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: