Hoy, las fuertes condiciones de viento seco han generado un fenómeno inusual en la carretera que une los municipios de Mijas y Fuengirola. Alrededor de las 15:00 horas, un torbellino sorprendió a los conductores que transitaban por la zona, dando lugar a escenas impactantes que fueron compartidas a través de la plataforma Fuengirola se queja.

Este fenómeno, conocido como tolvanera o “diablo de polvo”, es explicado por José Luis Escudero, experto en meteorología malagueña. Según Escudero, las tolvaneras solían ser más comunes en años anteriores, especialmente en días secos de verano con vientos y diferencias de temperatura en diversas capas atmosféricas, lo que provoca la formación de remolinos de polvo.

Es importante no confundir las tolvaneras con tornados u otros fenómenos meteorológicos más extremos, ya que las primeras suelen ser habituales en zonas llanas como Antequera. Las ráfagas de viento alcanzan velocidades de entre 20 y 40 km/h y, debido a la sequedad del suelo, el viento y la temperatura, se levanta una nube de polvo llamativa, pero inofensiva.

Jesús Riesco, director del Centro Meteorológico de Aemet, también señala que las tolvaneras son fenómenos comunes causados por el recalentamiento del suelo combinado con aire frío en capas superiores. Estos remolinos no están conectados directamente con nubes, y son visibles por el polvo y la arena levantados en el aire.

Aunque a veces las tolvaneras pueden desplazarse hacia áreas urbanas y mover objetos livianos como sillas en terrazas de bares, su duración es breve, de aproximadamente un minuto, y su ancho es limitado, alcanzando solo algunas decenas de metros de altura. Es importante recordar que, a pesar de su apariencia impresionante, las tolvaneras no representan un peligro significativo para la población.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *