La viceportavoz de Vox ha expresado su desacuerdo con la petición de Con Málaga de una declaración en contra de la simbología de la dictadura en la Semana Santa, en particular en relación al estandarte del Mutilado. Según ella, la Ley de Memoria Democrática es “sectaria” y no debería imponerse de forma unilateral en la celebración de tradiciones como la Semana Santa.

En su opinión, la propuesta de eliminar símbolos asociados a la dictadura en eventos como la Semana Santa es un intento de imponer una visión partidista de la historia y de coartar la libertad de expresión y celebración de los ciudadanos. Considera que la condena de la dictadura debe hacerse desde el consenso y el respeto a la diversidad de opiniones.

Para la viceportavoz de Vox, es importante mantener el equilibrio entre el respeto a la memoria histórica y la preservación de las tradiciones culturales y religiosas. Considera que la imposición de medidas como la prohibición de ciertos símbolos en la Semana Santa va en contra de la libertad de cada persona para expresar sus creencias y celebrar sus tradiciones de forma libre.

En este sentido, defiende la necesidad de promover un diálogo abierto y respetuoso entre diferentes visiones de la historia y la memoria colectiva, sin imposiciones ni exclusiones. Considera que la diversidad de opiniones enriquece el debate público y contribuye a una convivencia democrática basada en el respeto mutuo y la tolerancia.

Finalmente, la viceportavoz de Vox insta a las autoridades a evitar la polarización y el enfrentamiento en torno a cuestiones de memoria histórica, y a promover un enfoque más inclusivo y plural en la condena de la dictadura y la promoción de los valores democráticos. Considera que es posible avanzar hacia una reconciliación nacional basada en el respeto a la diversidad y la convivencia pacífica entre todos los ciudadanos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *