En la madrugada del viernes 5 de abril de 2024, se percibe una realidad oculta en el centro histórico de la ciudad: la “Cara B” de la zona, que contrasta con la majestuosidad de sus calles principales. Uno de los puntos más conflictivos es el entorno de Atarazanas, donde se evidencian problemas de suciedad a pesar de los esfuerzos de los operarios por mantenerlo limpio. La presencia de desperdicios y basura genera preocupación entre los transeúntes y visitantes.

En específico, se señala la situación del mercado de Atarazanas, donde la decoración de la puerta principal con un uniforme de empleado de limpieza ha causado molestia entre los ciudadanos locales. A pesar de ser un lugar recurrente en las fotografías de turistas, la falta de conservación de este monumento genera críticas y descontento.

Otro punto destacado es la problemática en la calle Panaderos, paralela a la Alameda Principal, con una calzada deteriorada, aceras estrechas y rotas, y mobiliario dañado en la plaza de Camas. A pesar de las quejas de los residentes y visitantes, la situación de estas zonas no ha mostrado mejoras significativas hasta la fecha.

Es importante resaltar estas situaciones para evidenciar la importancia de mantener y conservar adecuadamente los espacios públicos y monumentos históricos. La participación ciudadana y las acciones de las autoridades locales son fundamentales para garantizar un entorno limpio, seguro y agradable para todos los habitantes y visitantes de la ciudad. Este llamado a la acción busca generar conciencia y promover el cuidado y respeto por el patrimonio cultural de la comunidad.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *