La Viñuela se prepara para mantener sus niveles de agua durante el verano y llegar a octubre con 22 hectómetros.

.

En un esfuerzo por promover la accesibilidad y la inclusión en las playas de la comarca oriental, los 31 municipios que la componen han acordado solicitar autorización a la Junta para poder utilizar las fuentes con pulsador y las duchas adaptadas para personas con movilidad reducida. Esta medida busca garantizar que todas las personas, independientemente de sus capacidades físicas, puedan disfrutar plenamente de las playas y acceder a servicios básicos como la ducha y el agua potable de manera segura y accesible.

La importancia de contar con instalaciones adaptadas en las playas no puede subestimarse. Para muchas personas con movilidad reducida, acceder a la costa puede ser un desafío, y contar con fuentes y duchas adaptadas puede marcar la diferencia entre poder disfrutar de un día en la playa o tener que limitar sus actividades debido a la falta de accesibilidad. Por lo tanto, la solicitud de autorización para utilizar estas instalaciones es un paso adelante en la dirección correcta para garantizar la inclusión de todas las personas en el disfrute de las playas de la comarca oriental.

Además de mejorar la accesibilidad de las playas, el uso de fuentes con pulsador y duchas adaptadas también contribuye a promover la sostenibilidad ambiental. Al ofrecer alternativas accesibles para que las personas se refresquen y se limpien, se reduce la necesidad de que traigan envases de plástico para satisfacer sus necesidades de agua potable y de limpieza. Esto a su vez ayuda a reducir la generación de residuos plásticos en las playas y proteger el medio ambiente marino.

La solicitud de autorización a la Junta para utilizar estas instalaciones es un ejemplo de cómo los municipios pueden unir fuerzas para promover la inclusión y la accesibilidad en sus comunidades. Al trabajar juntos en iniciativas como esta, los municipios de la comarca oriental demuestran su compromiso con la creación de espacios públicos más inclusivos y accesibles para todos sus residentes y visitantes.

En resumen, la solicitud de autorización para utilizar fuentes con pulsador y duchas adaptadas en las playas de la comarca oriental es un paso importante hacia la creación de entornos más inclusivos y accesibles. Al garantizar que todas las personas puedan disfrutar plenamente de las playas, se fomenta la igualdad de oportunidades y se promueven valores de respeto y solidaridad en la comunidad.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a La Viñuela se prepara para mantener sus niveles de agua durante el verano y llegar a octubre con 22 hectómetros. puedes visitar la categoría Provincial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir

Acepto las políticas de Privacidad Más información