Las empresas adjudicatarias de licitaciones asociadas a los fondos europeos presentan “un mayor tamaño, una mayor productividad y unas mejores condiciones de acceso a la financiación bancaria”, mientras que aquellas beneficiarias de subvenciones son “más pequeñas”.

Estas son algunas de las conclusiones del informe del Banco de España titulado Una primera caracterización de las empresas receptoras de fondos Next Generation EU en España, elaborado con datos desde marzo de 2020 y hasta abril de 2023.



La muestra incluye 1.805 empresas que han sido adjudicatarias de licitaciones vinculadas al programa europeo NGEU por valor de 4.069 millones de euros y otras 58.355 que han recibido subvenciones valoradas en 3.032 millones de euros.

De acuerdo con los resultados, se observan diferencias significativas entre las características de las empresas adjudicatarias de licitaciones y las de aquellas beneficiarias de subvenciones, que son “más pequeñas”.

En el caso de las licitaciones, se observan empresas de mayor tamaño en relación con otras beneficiadas por licitaciones previas a la pandemia y no vinculadas al NGEU, algo que podría deberse a que los fondos se estarían utilizando actualmente para financiar “proyectos sustancialmente más cuantiosos”. El importe medio de una licitación vinculada a los fondos Next Generation EU ascienden a 940.800 euros, frente a los 73.000 euros en el caso de las licitaciones no-NGEU.

Además, más del 60% del monto total concedido en licitaciones NGEU se concentra en empresas de más de 250 empleados, en contraste con aproximadamente el 35% del monto total de licitaciones no-NGEU.

Y respecto a las características de dichas empresas adjudicatarias de fondos europeos, su tamaño promedio es de 57 empleados –aunque las hay mucho mayores– y presentan “una mayor productividad, un mayor patrimonio neto y un menor tipo de interés en sus préstamos bancarios”, además de que tuvieron “un mayor grado de resiliencia durante la pandemia”.

En las conclusiones del informe se comenta que “el mayor tamaño de las licitaciones NGEU y de las empresas adjudicatarias podría contribuir a un mayor impacto positivo sobre la actividad a corto plazo”, debido a “la mayor capacidad de estas empresas para acometer los proyectos”.

Por su parte, la vicepresidenta económica aseguró este jueves en el Congreso de los Diputados que pymes, microempresas y hogares se han beneficiado de cerca del 45% del impacto total de las inversiones vinculadas a estos fondos, según se desprende del IV informe de ejecución del Plan de Recuperación.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *