El joven rondeño Carlos Ortega Carrasco, que desapareció el pasado domingo según denunciaron sus familiares, ha sido localizado este pasado miércoles sano y salvo en la localidad portuguesa de Faro.

Fueron sus propios hermanos, los que se lanzaron en su búsqueda por algunas zonas de Andalucía, y quienes siguiendo los testimonios de personas que afirmaban haberlo visto en carreteras o en algunas poblaciones, los que finalmente lo encontraron en una plaza pública de Faro, procediendo a traerlo de nuevo a la Ciudad del Tajo. Actualmente ha se encuentra de nuevo en su vivienda.

Hay que recordar que La familia del joven rondeño, de 30 años de edad, denunció su desaparición a través de la Asociación SOS Desaparecidos, que ha realizó un llamamiento a la ciudadanía para intentar dar con él.

Fue visto por última vez antes de su desaparición este pasado domingo 25 de febrero en la zona conocida como ‘La Curva’ de la barriada de La Dehesa, junto a la carretera de Sevilla, cuando portaba un violín de color blanco, ya que es un músico profesional.

Al ser los padres de Carlos uno profesores muy conocidos en la ciudad, la noticia de su desaparición circuló de forma muy rápida por las redes sociales, que se movilizaron para dar este aviso.

Desde entonces los distintos cuerpos de seguridad, así como sus familiares iniciaron una intensa búsqueda para dar con él.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *