Los 10 países más difíciles para emigrar

Aunque alrededor del mundo Andorra no es un destino famoso al que otros ciudadanos emigran, muchos españoles lo escogen como su nuevo hogar por lo sencillos que son los criterios para obtener la residencia fiscal. Si bien no es el caso, hoy te contaremos acerca de aquellos países que son más difíciles para obtener la residencia o la ciudadanía.

Japón

Primero nos dirigimos a la tierra del sol naciente, el cual es sin duda uno de los destinos más populares del mundo. Sin embargo, aunque sea sumamente turístico, esto no implica que sea un lugar donde sea fácil quedarse.

Para obtener la ciudadanía japonesa no solo tienes que vivir en el país al menos cinco años y pasar por un largo proceso de papeleo con Ministerio de Justicia, sino que debes renunciar a cualquier otra nacionalidad que tengas.

Alemania

Si tienes una nacionalidad europea, obtener la ciudadanía alemana no es tan difícil, pero es un proceso más complicado para aquellos que no la tienen. Para convertirte en nacional germánico debes hablar alemán, conocer su sistema político y social, y tener una fuerte fuente de ingresos. En cuanto al tiempo, el solicitante debe haber pasado al menos ocho años en el país.

San Marino

Ahora nos trasladamos a este pequeño territorio europeo ubicado en Italia, pero que es un país totalmente independiente, San Marino. La población sanmarinense ronda la cantidad de 33 mil personas, pero para que un extranjero obtenga la nacionalidad debe haber vivido 30 años en la nación, o 15, en el caso de que se haya casado con un nacional de San Marino.

Austria

Es el turno de otro país dentro de la Europa y se trata de Austria. El caso austriaco es tan complicado, para los no ciudadanos de la de Unión Europea que, si planeas vivir más de seis meses en el lugar, debes pedir una residencia antes de ir, y para pedir la ciudadanía necesitabas haber pasado 10 años dentro del país y renunciar a tu previa nacionalidad.

Arabia Saudita

Ahora nos dirigimos hacia la cuna del islam y hogar de la ciudad sagrada de Mecca, el Reino de Arabia Saudita. ¿Por qué hacemos énfasis en la religión? Pues, si no eres musulmán, es muchísimo más difícil obtener la ciudadanía de la nación. Puedes obtenerla, al igual que en muchos de estos países mencionados, después de haber vivido 10 años en el lugar, pero las autoridades saudíes, además de eso, te piden que te conviertas al islam y que renuncies a tus otras nacionalidades.

China

Para obtener la ciudadanía de la República Popular de China, necesitas tener algún pariente que ya viva en el país, si no, el proceso puede ser mucho más largo y la probabilidad de conseguirla mucho menos factible. Además, al igual que muchos países de esta lista, no puedes tener otra nacionalidad si decides vivir en la nación asiática.

Bután

Ahora nos trasladamos a este pequeño país en el medio del Himalaya, Bután. La ley para obtener la nacionalidad o ciudadanía butanesa es jus sanguinis y es tan difícil que necesitas que tus dos padres sean nacionales del país, pues si tienes un solo progenitor que lo sea, debes pasar por un largo proceso de naturalización, que puede tomar hasta 10 años. De hecho, puede negarte la ciudadanía, según su ley y sin tener alguna razón específica.

Liechtenstein

Es el turno de otra nación europea y se trata del principado de Liechtenstein. No es de extrañar que tengan bastantes restricciones en cuanto a la ciudadanía, pues es un país sumamente estable en cuanto a su economía, hasta el punto que una gran parte de su población puede etiquetarse como millonaria. Asimismo, es muy poco probable que un ciudadano extranjero logre conseguirla, pues se necesitan 30 años en el territorio para obtenerla o solo cinco en el caso de que contraigas nupcias con un nacional y hayas vivido previamente en el territorio.

Corea del Norte

Aunque Corea del Norte no suene como un destino predilecto para emigrar debido a su autoritarismo, es precisamente por esta razón que es bastante restrictivo en cuanto a quién otorga su nacionalidad. La ciudadanía solo puede conseguirse de manera sanguínea, y en caso de que un niño nazca de un padre norcoreano y un padre de otro lugar, la nacionalidad deberá ser escogida por los padres. Sin embargo, si alguien -en general- quiere postularse para ser oficialmente norcoreano, puede escribir una carta al partido comunista que rige el país.

Ciudad del Vaticano

En el primer lugar tenemos a otro microestado europeo que se ubica dentro del territorio italiano al igual que San Marino, y este es el peculiar caso de la Ciudad del Vaticano, sede oficial de la Iglesia católica y hogar del Papa Francisco. Si bien es el estado más pequeño del mundo y eso hace que sea muy probable que alguien quiera optar por la nacionalidad, el caso es que esta pequeña teocracia papal es el país más restrictivo en el caso de dar la ciudadanía.

Solo viven alrededor de 800 personas ciudadanas del Vaticano y apenas 450 residentes. Puedes obtener la nacionalidad si eres un cardenal de Roma o del Vaticano, o si eres un diplomático viviendo allí. También, pueden optar por la ciudadanía aquellos que trabajan adentro del pequeño territorio.

Entonces, aunque Andorra sea un lugar donde podemos tener una ciudadanía fiscal técnicamente de manera sencilla, hay lugares del mundo donde convertirse en nacional o residente es exageradamente difícil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: