Los acusados de terrorismo en la operación Tsunami se ausentan de su comparecencia ante el juez García Castellón

Los investigados por terrorismo en el 'caso Tsunami' plantan al juez García Castellón

La líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Marta Molina, ha afirmado desde Barcelona que todos los comunicados emitidos por la plataforma han sido en favor de la no violencia y la desobediencia civil, rechazando de manera categórica cualquier asociación con actos terroristas.

Molina se ha pronunciado en relación a las acusaciones en su contra por presuntamente promover acciones violentas a través de los mensajes difundidos por la plataforma. Ha destacado que su compromiso siempre ha sido con la búsqueda de soluciones pacíficas y democráticas para la resolución de conflictos, y que en ningún momento ha promovido o apoyado la violencia como forma de protesta.

La dirigente de ERC ha hecho un llamado a la calma y ha pedido que se respete el derecho a la libertad de expresión y manifestación, sin que ello implique incitar a la violencia o la alteración del orden público. Ha reiterado que su postura siempre ha sido la de promover el diálogo y el entendimiento entre las partes involucradas en cualquier conflicto, para lograr soluciones consensuadas y pacíficas.

En este sentido, Marta Molina ha enfatizado la importancia de la no violencia como principio fundamental en cualquier movimiento social o político, y ha destacado la necesidad de fomentar la cultura de la paz y el respeto mutuo en la sociedad. Ha subrayado que la desobediencia civil puede ser una herramienta legítima para la protesta pacífica, siempre y cuando se realice de forma responsable y dentro de los límites establecidos por la ley.

La líder de ERC ha recalcado que su compromiso con la defensa de los derechos civiles y políticos de la ciudadanía no tiene nada que ver con el apoyo a acciones terroristas, y ha expresado su total rechazo a cualquier forma de violencia como medio para lograr objetivos políticos o sociales. Ha insistido en la importancia de mantener la cohesión social y el respeto a las diferencias como vías para la construcción de una sociedad más justa y democrática.

En definitiva, Marta Molina ha reafirmado su compromiso con la defensa de los valores democráticos y los derechos humanos, abogando por la no violencia y la desobediencia civil como formas legítimas de protesta en un estado de derecho. Ha reiterado su llamado a la prudencia y al diálogo como vías para superar los conflictos y avanzar hacia una convivencia pacífica y democrática en la sociedad catalana y española en su conjunto.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Los acusados de terrorismo en la operación Tsunami se ausentan de su comparecencia ante el juez García Castellón puedes visitar la categoría Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir

Acepto las políticas de Privacidad Más información