María Jesús Montero defiende el «chiqui» y el «miarma» y acusa al PP de atacar el acento de Andalucía

El acento andaluz entra en el debate político en el Senado. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido el uso de expresiones como «chiqui», «miarma», «cariño» o «chiquillo», que, según ha recordado, los andaluces emplean «todos los días», ante los intentos del PP de utilizarlas para «desprestigiar» Andalucía.

Durante el pleno del Senado este lunes, en su réplica al turno de portavoces en el debate de los vetos a los Presupuestos Generales del Estado, la ministra ha arremetido de manera contundente contra el portavoz del grupo popular, Javier Maroto, y también contra los miembros de su partido que critican su forma de expresarse.



En concreto, a María Jesús Montero no le ha gustado nada que Maroto aludiera a su muy conocida frase («Eso se arregla, chiqui, eso se cuadra»), referida a la solución de un posible desajuste presupuestario. Y no es la primera vez que los populares se burlan de su forma de hablar. En este tuit de enero de 2020 se aprecia también:

Así que ha exigido de forma tajante, al propio portavoz y «al resto de señorías del PP», que «dejen de utilizar las expresiones y el acento de Andalucía» para «intentar de desprestigiar» esta comunidad autónoma.

«En Andalucía expresiones como ‘chiqui’, ‘mi arma’, ‘cariño’, ‘niño’, ‘chiquillo’, se utilizan todos los días por todos los ciudadanos; por tanto, cuando usted critica de mí la utilización de estas expresiones frecuentes en Andalucía, está criticando el habla de Andalucía», ha enfatizado, entre aplausos del grupo socialista.

Es más, la ministra ha aprovechado para atacar el «historial profundo de desprecio a Andalucía» que a su juicio acumula el PP, con casos como el de la exministra andaluza del PSOE Magdalena Álvarez, si bien también ha citado a Celia Villalobos, del PP, ambas víctimas de chanzas por su modo de hablar.

María Jesús Montero ha hecho hincapié en que «siempre son mujeres» las que sufren estas críticas y ha invitado a Javier Maroto a pedir su opinión a la propia Celia Villalobos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: