Nervios, incertidumbre, intranquilidad…se acerca la selectividad

La Selectividad probablemente esté considerada entre los jóvenes como las jornadas con mayor ansiedad que recuerdan en su etapa académica. Se juegan su futuro a unos exámenes que le darán la oportunidad de entrar en la universidad que desean. Tres días llenos de incertidumbres donde deberán poner a prueba los conocimientos aprendidos hasta ahora. Suena muy complejo pero lo cierto es que es un trámite que casi todos superan.

Este año, la EBAU se celebrará los días 14, 15 y 16 de junio y la sede, como ya es habitual, será el IES Rodríguez Delgado. Muchos son los jóvenes rondeños que, tras superar el difícil bachillerato, se preparan para «soltar» todo lo aprendido en estos años y salir «por la puerta grande» hacia el destino universitario que deseen.

Aunque muchos no lo vean así, la nota de la Selectividad ya obsequia la constancia empleada a lo largo de los últimos años. Quien haya aprobado el Bachillerato con notas bajas tiene menos posibilidades de acceder a una determinada carrera que el que presenta mejores calificaciones. Parece obvio, pero es importante recalcar que la nota de Selectividad se compone de un 60% de la nota media de bachillerato y un 40% de la calificación de la fase principal de Selectividad, donde se necesita un mínimo de un 4 sobre 10.

Sobre todo, aunque en nuestra mente parezca que no estamos preparados y que es una locura exponer en un papel todo lo aprendido en estos años, la experiencia de los que pasaron en su día la prueba dice que en nuestra mente, aunque no lo creamos, está todo estructurado de una manera que, cuando nos dan la hoja del examen, sin saber como, empezamos a soltar todo lo que tenemos.

La cuestión también está en controlar los nervios. Es fácil decirlo, pero no hacerlo. Ir con una sonrisa y sin nervios al examen el primer día de Selectividad está al alcance de muy pocos. La tensión se huele en el ambiente y hasta que no se pasa la primera prueba  es muy difícil soltarla. De ahí que la confianza en uno mismo sea un factor clave. La Selectividad cuenta desde el minuto cero.

Mucho ha sido el trabajo empleado en estos años, esta prueba solo es el colofón a una etapa que se cierra para que empiece una aún mejor, la universitaria. ¡Ánimo estudiantes! ¡a dar al 100% de vosotros! ¡Suerte!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: