Page critica duramente las ventajas financieras concedidas a Cataluña: «Un costo excesivo»

Page carga contra la excepcionalidad financiera de Cataluña: «Un precio demasiado caro»

Este viernes, 14 de junio de 2024, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha criticado nuevamente las propuestas del Gobierno de España en materia de financiación autonómica, que buscan otorgar a Cataluña un "tratamiento especial". García-Page considera que se trata de "un precio demasiado caro por mantener un puesto".

"No puede ser que terminemos pagando entre todos la fiesta independentista", afirmó García-Page, en respuesta a las declaraciones de la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien indicó que Cataluña debería recibir un trato especial en el debate financiero.

Durante un evento que conmemoraba el 40 aniversario del servicio de hemodiálisis en el Hospital Universitario de Guadalajara, el presidente de Castilla-La Mancha cuestionó la "singularidad de Cataluña", sugiriendo que "todos somos singulares". Comparó la situación de su comunidad, que abarca cinco provincias con una población de 2.100.000 personas, con la de Madrid, una provincia única con 7 millones de habitantes. Según García-Page, mientras que en Cuenca se necesitan 50 centros de atención primaria, una ciudad con una población similar a Fuenlabrada puede operar con solo cinco.

El mandatario de Castilla-La Mancha arremetió contra las peticiones de la Generalitat catalana, alegando que "la gran diferencia, que no es una singularidad sino una ofensa, es que aquí no gastamos ni un solo euro en embajadas en el extranjero". Tildó estas acciones de la Generalitat como propaganda destinada a "romper España".

García-Page también expresó el descontento que le produce tener que negociar con la "ultraderecha catalana", refiriéndose específicamente a Puigdemont. Expresó su rechazo tajante a considerar a la extrema derecha catalana como progresista y a concederles "un tratamiento especial" en términos financieros. "De ninguna manera, no lo vamos a consentir", reiteró García-Page, insistiendo en que sería "un precio demasiado caro por mantener un puesto".

Finalmente, García-Page sentenció su posición enérgicamente: "Sería un precio demasiado caro por mantener un puesto, y no lo vamos a consentir".

Este evento y las declaraciones del presidente reflejan la tensión existente respecto a la distribución financiera autonómica y el descontento con la desigualdad percibida en el tratamiento entre las diferentes comunidades autónomas de España.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Page critica duramente las ventajas financieras concedidas a Cataluña: «Un costo excesivo» puedes visitar la categoría Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu puntuación: Útil

Subir

Acepto las políticas de Privacidad Más información