Desde la asociación marbellí Piel de Mariposa llevan cerca de dos años esperando la inclusión del medicamento Fisulvez en el Sistema Nacional de Salud. Concretamente desde junio de 2022, cuando la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la Comisión Europea aprobaron este fármaco con el sello de calidad, eficiencia y seguridad, y que ha demostrado tener la capacidad de mejorar notablemente la vida de los afectados con Piel de Mariposa.

“Es el primer medicamento indicado para esta enfermedad y se ha demostrado que acelera la cicatrización de la heridas”, dice Núria Tarrats, bióloga e investigadora de la Asociación DEBRA Piel de Mariposa. “El problema es que las familias en España siguen esperando a que se incluya dentro del Sistema Nacional de Salud, porque no se están cumpliendo los plazos que indica la ley y hay un retraso de 2 o 3 años”, mantiene.



La Epidermis bullosa, también conocida como Piel de Mariposa, es una de esas enfermedades catalogadas como raras y que, hasta la fecha, no cuentan con posibilidad de cura: “Es una enfermedad rara, genética y degenerativa que provoca una extrema fragilidad de la piel, por eso decimos que tienen la piel tan frágil como las alas de una mariposa”, cuenta Tarrats.

Entre las capas de nuestra piel existen proteínas que actúan de pegamento y que las mantienen unidas, flexibles y resistentes. En la Piel de Mariposa, en cambio, este pegamento “no existe o no funciona, por eso cualquier roce, golpe o de manera espontánea, esas capas se separan formando heridas que pueden llegar a cubrir el 90% del cuerpo, he aquí la importancia de este medicamento”, dice Tarrats. 

Este tiempo de espera es muy valioso para los afectados, ya que pueden desarrollar complicaciones más severas como “carcinomas u otras infecciones, que pueden poner en peligro su vida”. Por esta razón, la Asociación reivindica esa dinamización de los procesos y que el fármaco llegue cuanto antes a los afectados que, según los datos que maneja DEBRA, son “más de 500 personas en toda España, 63 de las cuales en Andalucía y al menos 10 en la provincia de Málaga”.

El Fisulvez

“En países como Alemania el Fisulvez ya está incluido en su SNS, de modo que las familias llevan a cabo vías alternativas para acceder a él, como es el caso de los medicamentos en situaciones especiales (medicamento extranjero)”, cuenta Tarrats. Pero esta vía no fue diseñada para lidiar con retrasos de inclusión en SNS, lo que conlleva una “carga económica y de gestión extra” que está conduciendo a situaciones de “inequidad”.

Los enfermos dependen del “funcionamiento de su Hospital, de la Consejería de Sanidad de su CCAA y del conocimiento que disponga el equipo sanitario sobre esta enfermedad rara y sus tratamientos”, pero también de otros factores como la falta de personal sanitario, que hace que en muchos ocasiones no puedan asumir la carga de trabajo que implica la puesta en marcha de estos trámites y se salda con negativas por parte del hospital. 

Por todo ello, desde la Asociación DEBRA se pide el “respeto de los plazos establecidos por la ley” para que estas personas puedan tener un acceso rápido y equitativo a este fármaco que puede mejorar sus vidas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *