Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Carboneras –PSOE y Cs, con el apoyo del concejal no adscrito– han presentado esta mañana una moción de censura para desalojar del gobierno municipal del PP, que gobierna en minoría con seis concejales.

La moción propone al único edil de Cs, Salvador Hernández, como candidato a la Alcaldía que ahora ostenta Felipe Cayuela, quien sucedió en el cargo al socialista José Luis Amérigo tras las elecciones locales de mayo de 2023.



El escrito se ha registrado a las 08,30 horas de este viernes, por lo que, una vez diligenciado por la Secretaría Municipal, el pleno ha quedado automáticamente convocado para las 12,00 horas del décimo día hábil siguiente a su registro.

Cayuela fue investido regidor tras el empate en las urnas a seis ediles entre PP y PSOE gracias a una coalición de gobierno con Hernández, quien asumió, entre otras, competencias en Urbanismo, si bien poco después el propio Cayuela rompía el pacto coincidiendo con la salida del grupo municipal del PSOE del ahora edil no adscrito, Andrés Belmonte.

La moción señala que los vecinos carboneros están “sufriendo” la “incompetente gestión” del gobierno en minoría del PP y reprocha a Cayuela su “nepotismo, generando beneficio solo a sus familiares, socios y amigos”.

Refiere una “pésima” situación “económica y financiera” que está “llevando a la quiebra técnica y económica” al Ayuntamiento que, según resalta, “no ha aprobado cuentas anuales y presupuestos” para 2024.

PSOE, Cs y concejal no adscrito aluden en el escrito a “contrataciones irregulares de obras y servicios” y acusan al alcalde del PP desde su toma de posesión de “destruir” las “políticas sociales progresistas” y de llevar a cabo sus actuaciones “para satisfacer los intereses económicos de familiares y amigos”.

“En estos meses de gobierno del PP es alarmante el deterioro de la convivencia social y el retroceso en todos los servicios conseguidos”, traslada para concluir que “es conocido que la gran mayoría de funcionarios y personal laboral del Ayuntamiento carbonero se sienten acosados y abandonados”.

Salvador Hernández ya fue alcalde de Carboneras en dos ocasiones bajo las siglas del Grupo Independiente de Carboneras (Gicar) en el que Felipe Cayuela, ahora en el PP, fue lugarteniente.

El ascenso de Cayuela a la Alcaldía tras las últimas elecciones locales supuso un giro de 180 grados en la línea procesal que había mantenido hasta ese momento el Ayuntamiento carbonero en los pleitos para ejecutar las sentencias respecto a El Algarrobico que se siguen ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Los planteamientos del gobierno municipal entraron en sintonía con los propugnados por el Gobierno andaluz, que sostiene que el paraje es “no urbanizable de especial protección” desde 1994 y se comunicó desde el consistorio al alto tribunal que iniciaría “de la forma más inmediata posible” el procedimiento de revisión de oficio de la licencia municipal de obras del hotel, de 2003 y ordenada por el Tribunal Supremo (TS).

Cabe recordar que, en noviembre de 2023, se llevó a cabo un pleno ordinario en el que no pudo salir adelante una corrección al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que facilitaría declarar nula de pleno derecho la licencia de obras. La modificación de la desclasificación como urbanizable que se hizo del Algarrobico bajo mandato del PSOE no salió adelante debido al gobierno en minoría del PP.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *