La determinación del Comité de Gestión de la Sequía en cuanto al llenado y rellenado de las piscinas para la temporada de verano ha generado gran expectativa y ha sido solicitada por diversos sectores, especialmente por el Colegio de Administradores de Fincas de Málaga, que advertía sobre la confusión normativa de bandos y decretos, tanto sanitarios como ambientales, que resultaba contradictoria. Esta situación aumentaba la inseguridad jurídica y los conflictos dentro de las comunidades de propietarios y entre estas. Finalmente, se ha dictaminado que ni particulares ni comunidades de vecinos podrán llenar las piscinas este verano, únicamente se permitirá en hoteles, instalaciones sanitarias, educativas, deportivas y recintos públicos.

Según fuentes autonómicas consultadas por SUR, se busca conciliar los intereses ambientales con los distintos sectores como el turismo, la agricultura, la industria y el ocio. Es evidente que no todas las piscinas podrán estar operativas este verano, por lo que se intenta permitir su funcionamiento en la medida de lo posible. En este sentido, se permitirá el llenado de piscinas públicas municipales, clubes deportivos o sociales, las destinadas a usos terapéuticos en centros sanitarios, y las pertenecientes a alojamientos turísticos registrados oficialmente por la Junta de Andalucía.

Además, se ha programado una nueva reunión para después de Semana Santa para evaluar la situación de los embalses y reservas en Málaga y las Cuencas Mediterráneas, tras los efectos de la borrasca Mónica y la posibilidad de lluvias en los últimos días del mes. En dicho encuentro se revisarán las restricciones y se tomará la decisión de impulsar o no la traída de agua en barcos.

El Secretario General de Agua de la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural ha presidido de manera remota las reuniones de la Comisión para la Gestión de la Sequía en las Cuencas Mediterráneas Andaluzas y en la demarcación hidrográfica del Guadalete-Barbate. En las próximas reuniones, se evaluará la posible reducción de las medidas de ahorro de agua en vigor en ambas demarcaciones, considerando las necesidades de los sectores productivos, industrial y turístico en zonas afectadas por sequía excepcional.

En este contexto de incertidumbre, se han observado aumentos significativos en los precios de los camiones cisterna con agua, lo que ha sido reportado por el Colegio de Administradores de Fincas. Las normativas sanitarias actuales exigen procesos higiénicos específicos para la depuración de las aguas de las piscinas, lo cual ha generado la contratación de depósitos de acumulación para agilizar dichos procesos.
Por otro lado, las empresas de agua han estado a la espera de unificar criterios por parte de la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Agricultura, para abordar este tema de forma coherente.

En conclusión, la gestión de la sequía en Málaga y las cuencas mediterráneas ha sido un tema de debate y análisis constante, con el objetivo de conciliar los intereses de los diferentes sectores afectados. La planificación y coordinación entre las autoridades y los agentes involucrados resulta fundamental para garantizar un uso responsable y sostenible del recurso hídrico en la región.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *