Ronda se une a una red nacional de zonas con acelerógrafos para medir posibles movimientos sísmicos

La delegada municipal de Patrimonio, Mª Carmen Martínez, ha informado de la instalación de un acelerógrafo que medirá la actividad sísmica que se pueda producir en la ciudad. Se trata de un aparato que viene avalado por la Dirección General de Instituto Geógrafo Nacional y pertenece a una red nacional de lugares donde se sitúan estos elementos que vigilan los movimientos sísmicos que se puedan detectar. La delegada ha explicado que Ronda es un lugar de interés para los expertos en este tipo de fenómenos.

María Galán, técnica del Instituto Geográfico de España, ha explicado que el aparato que llega a Ronda es un acelerógrafo que servirá para hacer un mapa de sacudidas, que requiere numerosos registros de la zona donde se pueda detectar un movimiento sísmico. En poco tiempo, con los datos de todos los aparatos que estén situados en el entorno de donde se produzca una sacudida sísmica, se realiza un mapa que se traslada a Protección Civil para que actúe en función de la importancia del evento que se produzca.

Los acelerógrafos miden la aceleración del suelo y se colocan en ciudades que podrán sufrir daños importantes en caso de un movimiento sísmico dando la posibilidad de detectar, en caso de terremotos, las zonas que puedan ser más afectadas. Galán ha explicado que Ronda está en una zona de relativa actividad sísmica, mucho menor que otros lugares como Almería o Granada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: