Salud identifica antes que nunca la circulación del Virus del Nilo en Andalucía

La Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía ha lanzado el primer informe semanal para el monitoreo de mosquitos del género Culex y la presencia del virus del Nilo Occidental (VNO) en estas especies en la región. Este análisis, basado en la recolección de datos de trampas colocadas entre el 3 y el 9 de junio, ha revelado la presencia del virus en varias muestras de mosquitos (específicamente Culex perexiguus y Culex pipiens) recolectados en áreas como la Dehesa de Abajo en La Puebla del Río y Villamanrique de la Condesa, ambas localidades de Sevilla. Las trampas utilizadas pertenecen a la Estación Biológica de Doñana-CSIC y a la propia Consejería.

Según la Junta, esta detección es la más temprana en los registros de vigilancia del VNO en mosquitos en Andalucía. Las trampas que han mostrado positividad por el virus se encuentran en zonas rurales, ubicadas a más de 1,5 kilómetros de distancia de áreas habitadas.

Ante esta situación, la Delegación Territorial de Salud y Consumo de Sevilla ha notificado a los municipios afectados para que intensifiquen la vigilancia, el control y la comunicación con la ciudadanía, según lo estipulado en su Plan Municipal de Vigilancia y Control Vectorial (PMVCV). Andalucía cuenta con un programa integral para el control de vectores del VNO y un mapa de riesgo actualizado, que asigna diferentes Niveles de Riesgo (NR) a los municipios, según los datos del Servicio de Salud Ambiental de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica.

Estos documentos se han ajustado a las condiciones específicas de Andalucía, integrando la experiencia y conocimientos adquiridos en años recientes. Dependiendo del NR, las administraciones locales y de salud deben implementar medidas de salud pública para evitar la propagación del virus y cortar la posible transmisión a humanos.

Las acciones de control se intensifican cuando se detecta la presencia del virus activo, como en este caso. La detección de mosquitos positivos subraya la importancia de contar con una vigilancia entomológica efectiva, capaz de identificar con rapidez la circulación del virus y prevenir la aparición de la enfermedad en la población.

El monitoreo mediante trampas permite cuantificar la densidad de mosquitos potencialmente transmisores de enfermedades. En el caso presente, los análisis posteriores han confirmado la infección por VNO en ciertas muestras. La Consejería de Salud y Consumo tiene instaladas 26 trampas en localidades de Cádiz, Córdoba, Málaga y Sevilla, proporcionando informes semanales detallados durante la temporada de mosquitos.

El VNO es una enfermedad que se mantiene en la naturaleza a través de un ciclo entre aves y mosquitos. Los mosquitos infectados pueden transmitir la enfermedad a humanos y caballos, pero una vez infectado, el humano no puede transmitir el virus a otro humano ni a un mosquito.

Por estos motivos, las trampas suelen instalarse en áreas rurales, lejos de las zonas urbanas, con el fin de detectar la circulación del VNO y una alta densidad de mosquitos antes de que se conviertan en un problema en áreas habitadas.

---

En la plataforma de comentarios, los lectores pueden expresar sus opiniones o reportar errores a través de los botones dispuestos al final de la página, proporcionando una vía de comunicación directa con los editores del contenido.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Salud identifica antes que nunca la circulación del Virus del Nilo en Andalucía puedes visitar la categoría Autonómicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu puntuación: Útil

Subir

Acepto las políticas de Privacidad Más información