Unos 2.000 trabajadores de Unicaja vuelven a manifestarse en Málaga contra el ERE

Los sindicatos han valorado de forma «muy positiva» las manifestaciones que han tenido lugar en la tarde de este martes en Málaga y Almería en protesta por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) anunciado por Unicaja, que ha congregado a unas 2.000 personas en la capital costasoleña y a 600 en la capital levantina, según los convocantes.

Desde Ronda los sindicatos han vuelto a fletar varios autobuses para trasladar hasta la capital a los empleados de esta entidad de la Ciudad del Tajo y de la comarca.

Ambas movilizaciones se han producido en el marco de las manifestaciones convocadas esta jornada en distintas capitales de la geografía española, como Madrid, Salamanca, Santander y Léon, para protestar por el despido colectivo, la movilidad geográfica obligatoria y la modificación de condiciones laborales que mantiene el banco en la mesa de negociación.

Precisamente en Málaga, donde la manifestación ha partido desde la avenida Andalucía y final previsto en la sede de la entidad bancaria, tuvo lugar la semana pasada la primera concentración convocada por todos los sindicatos. Estas protestas se han fijado coincidiendo con las reuniones de los días 23 y 24 que mantendrán Unicaja y los sindicatos dentro del periodo de consultas del ERE y «dado que no hay un acercamiento suficiente que permita atisbar un acuerdo que evite 1.513 despidos».

En este sentido, la totalidad de la representación laboral en Unicaja Banco ha consensuado una propuesta conjunta sobre el ERE. En la mesa de negociación celebrada este martes, Unicaja ha agradecido el esfuerzo por realizar dicha propuesta y, «aunque tiene interés por seguir avanzando en el proceso y estudiará la propuesta, ha reconocido que la ve difícil de asumir», según informan fuentes sindicales.

La representación de los trabajadores ha pedido que puedan adherirse voluntariamente al plan de ajuste los empleados que cumplan 54 años hasta el 31 de diciembre de 2024 y que el importe esté en línea con lo que hasta ahora se estaba ofreciendo para las prejubilaciones voluntarias en Unicaja.

Este viernes 26 de noviembre se mantiene la convocatoria de una jornada completa huelga. El calendario recoge más movilizaciones y otra jornada de huelga el próximo 1 de diciembre, un día antes de que finalice el plazo para que el banco y los sindicatos lleguen a un acuerdo sobre el despido colectivo.

Desde CSIF anuncian que seguirán defendiendo como «líneas rojas infranqueables» la voluntariedad en las salidas; el rechazo absoluto a medidas impuestas de forma unilateral por la empresa; la repulsa ante cualquier discriminación por edad y territorio a la hora de poder acogerse a extinciones de contratos; la implantación de condiciones dignas ante casos de movilidad geográfica o bajas en la empresa, así como el mantenimiento y mejora en la calidad en el empleo.

Unicaja Banco ha planteado un ERE para 1.513 trabajadores, con prejubilaciones de entre el 52% y el 55% del salario anual para los empleados de entre 57 y 63 años, indemnizaciones de 30 días de salario por año trabajado (hasta 20 mensualidades) para los menores de 50 años y de 20 días (hasta 12 mensualidades) para los mayores de 63 años y el pago de cuatro veces el 50% del salario anual (hasta un máximo de 120.000 euros) para los trabajadores de 56 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: