El malagueño Isco sigue sin entrar en los planes de Ancelotti

El mediocentro “boquerón” ha visto como ha vuelto a perder la confianza y las opciones para entrar en el once del Real Madrid. Con la llegada del técnico italiano parecía que se abría un auténtico abanico de posibilidades para que Isco volviera a ser el que fue, siendo importante tanto en su club como en la selección española.

Hasta el momento, eso fue un espejismo. El malagueño ha estado abocado al banquillo en la práctica totalidad de partidos que se han disputado hasta el momento, y parece más que seguro que está será su última temporada defendiendo la casaca blanca.

Es indudable que Isco tiene calidad más que de sobra en sus botas, pero cuando varios entrenadores de forma consecutiva no depositan la confianza necesaria en él, es fruto inequívoco de que algo no marcha bien con Isco Alarcón en el Real Madrid.

Todos conocemos que el fútbol es muy cambiante. Una buena actuación o un gol en un momento clave puede ser un punto de inflexión que haga ganar al malagueño confianza y volver por sus fueros. Este hecho puntual se debe unir al trabajo diario para dar razones al entrenador para que te coloque en el once inicial o al menos tener algunos minutos durante el choque, para poder demostrar sobre el terreno de juego de lo que es capaz.

En una temporada con un calendario tan comprimido como este, es necesario que las plantillas tengan fondo de armario si es que quieren pelear por los títulos en los que estén en liza. El Real Madrid siempre es favorito para la mejor casa de apuestas deportivas online, y es que por muy mal que se encuentre el conjunto blanco, todas las campañas ofrece su mejor versión llegado el momento importante, tanto en la Liga Santander como en la UEFA Champions League.

El tren del conjunto merengue nunca se detiene. Son los jugadores los que deben subirse en la estación para no perderlo, y en estos momentos Isco llega con retraso a la última llamada de la estación antes de partir. Futbolistas como Fede Valverde le han adelantado y adquirido más galones dentro del esquema de “Carletto”. El próximo clásico sería un momento perfecto, para que Isco diera un golpe encima de la mesa.

Cada partido debe afrontarse como si fuera el último del malagueño en la entidad de Chamartín. Esa tiene que ser la actitud que tome Isco, si es que quiere continuar con su carrera dentro del Real Madrid. Sus altos emolumentos no ayudan a que con este rendimiento sea factible su continuidad la campaña venidera. Hay que dejar las palabras a un lado y demostrar con hecho que el andaluz aun tiene fútbol que demostrar dentro de uno de los mejores clubs del planeta fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: