Familias del colegio de Mollina se unen en protesta por el cierre del aula de educación especial con más de 500 participantes

Esta mañana, la comunidad educativa del CEIP Gerardo Fernández de Mollina se ha visto sorprendida por la presencia de más de 500 padres que se han congregado frente al centro en una protesta en contra del cierre del aula específica destinada a niños con necesidades especiales. Alicia Pradas, madre de un niño con TEA de 12 años que se verá afectado por esta medida, ha solicitado el apoyo de todos para que sus hijos puedan seguir recibiendo la atención especializada que requieren. Actualmente, los alumnos que hacen uso de este servicio tendrán que ser trasladados a otro centro educativo, ya que será el instituto local el que ofrecerá una clase especializada para estos niños.

Según la Delegación Territorial de Desarrollo Educativo y Formación Profesional de la Junta de Andalucía en Málaga, el cese de esta aula en el próximo curso se debe a que los dos alumnos actuales han alcanzado la edad de transición al instituto, donde podrán acceder a los recursos necesarios. Sin embargo, las familias afectadas consideran que esta decisión no es adecuada, ya que muchos de los niños con necesidades especiales necesitarán de esta aula en el futuro.

En el CEIP Gerardo Fernández de Mollina hay un total de 38 niños con necesidades especiales, de los cuales los hijos de Alicia Pradas y Josefine Fajardo hacen uso de este aula diariamente. Para Fajardo, la existencia de esta aula ha sido fundamental en el desarrollo de su hija, facilitando su integración y progreso en el entorno escolar. La presidenta del AMPA del centro, Carmen Nazaret Gómez, advierte que la pérdida de esta unidad implicaría un retroceso significativo en la inclusión educativa de los niños con necesidades especiales del municipio.

Las movilizaciones en el CEIP Gerardo Fernández de Mollina han comenzado con el objetivo de hacer llegar las preocupaciones y reclamos de la comunidad educativa a la Delegación de Educación. El delegado territorial, Miguel Briones, ha informado al alcalde de Mollina sobre la situación, explicando que la desaparición de la unidad se debe al traslado de los alumnos hacia el instituto. No obstante, se ha asegurado que se mantendrá la unidad del Aula Específica en caso de que exista la necesidad de escolarización de un alumno en esta modalidad en el futuro.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Familias del colegio de Mollina se unen en protesta por el cierre del aula de educación especial con más de 500 participantes puedes visitar la categoría Provincial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir

Acepto las políticas de Privacidad Más información