Transformación hídrica: la solución ante la sequía en Andalucía

En la fecha del miércoles 20 de marzo de 2024, a las 08:57, se destaca la importancia de abordar la crisis climática y la presión demográfica, que han intensificado las consecuencias de la sequía y resaltado la urgencia de coordinar esfuerzos para proteger el agua. Datos de la OCDE señalan que la población mundial superará los 9 mil millones en 2050, mientras que las proyecciones de la ONU predicen una disminución del 40 % en los recursos hídricos disponibles para 2030. Esta situación revela un escenario con un crecimiento poblacional y una disminución en la disponibilidad de agua.

En el marco del Día Mundial del Agua, las Naciones Unidas subrayan la relevancia del agua como un recurso crucial y un motor para el desarrollo. En España, donde el acceso al agua potable es universal, se busca promover una gestión integrada de los recursos hídricos y fomentar avances en tecnología y digitalización. Es crucial mencionar que siete de las diez cuencas con mayor estrés hídrico en la Unión Europea se encuentran en España, según la Agencia Europea de Medio Ambiente. Esto sitúa el estrés hídrico como una cuestión prioritaria para el país, especialmente para Andalucía, que se ve afectada por la sequía en regiones como el Guadalquivir y el Guadalete-Barbate.

Para mejorar la eficiencia y sostenibilidad en la gestión del agua, se plantea la necesidad de una adecuada planificación hidrológica y una inversión en infraestructura eficiente, tecnologías innovadoras y renovación periódica de los elementos obsoletos. La colaboración entre las administraciones públicas y las empresas gestoras del agua es esencial para impulsar estos cambios. Ejemplos como el caso de Aqualia en Almería, donde se ha logrado reducir el consumo de agua a pesar del crecimiento poblacional, demuestran la importancia de la gestión eficiente y sostenible, junto con la digitalización del sector.

La detección temprana de fugas y la lucha contra el Agua No Registrada son aspectos cruciales para la conservación de los recursos hídricos. Proyectos de telegestión, inversión en tecnología y colaboraciones público-privadas, como la alianza de Aqualia con Vodafone para digitalizar contadores de agua en España, están contribuyendo a mejorar la eficiencia del agua y a prevenir pérdidas.

En conclusión, la digitalización del ciclo integral del agua representa un avance fundamental en la gestión de los recursos hídricos, fundamental para la economía y el desarrollo de Andalucía y de la región en su conjunto. La búsqueda de eficiencia y sostenibilidad requiere una colaboración sólida entre los actores públicos y privados, impulsada por la innovación tecnológica y el compromiso con la conservación del agua.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Transformación hídrica: la solución ante la sequía en Andalucía puedes visitar la categoría Provincial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir

Acepto las políticas de Privacidad Más información