Las lluvias provocan un desprendimiento de rocas en las cornisas del Tajo

Las lluvias que se vienen registrando durante los últimos días han provocado un desprendimiento de rocas en el fondo del Tajo de Ronda, justo en el camino que conduce a la base del Puente Nuevo.

El suceso ha tenido lugar a las 9.30 horas de este domingo, cuando unos operarios de la empresa Iluminaciones Flores, que se encontraban colocando la iluminación navideña en la superficie del Puente Nuevo, han observado cómo una roca de grandes dimensiones se ha desprendido de una de las cornisas y tras colisionar inicialmente en este camino, ha seguido rodando hacia el cauce del río Guadalevín. Este hecho provocó una gran polvareda, según estos trabajadores.

Afortunadamente, y debido a que era muy temprano, no estaba paseando por el lugar ninguno de los cientos de turistas que a diario recorren este camino que conduce a la base del Puente Nuevo por un camino muy estrecho,

Los testigos de lo ocurrido han alertado a la Policía Local que se han desplazado hasta el lugar del desprendimiento, observando cómo las rocas han destrozado un árbol, y tras comprobar que el peligro ha pasado, han abierto de nuevo el camino al tránsito de peatones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: